Estudio de la madurez de los datos abiertos en Europa

27 enero 2016

logo datos.gob

En el marco del proyecto del nuevo Portal de datos abiertos europeo, se ha elaborado un primer estudio donde se analiza el nivel de madurez de las iniciativas de datos abiertos en los estados miembro de la Unión Europea.

En el marco del proyecto del nuevo Portal de datos    abiertos europeo(Abre en nueva ventana) , se ha elaborado un primer estudio donde se analiza el nivel de madurez de las iniciativas(Abre en nueva ventana) de datos abiertos en los estados miembro de la Unión Europea, junto con Liechtenstein, Noruega y Suiza (UE28+). 

 

 

Este estudio, que se desarrollará de forma anual, pretende ser  base de conocimiento que facilite la configuración de una red de expertos de líderes europeos, para profundizar en las actividades que se están desarrollando a nivel nacional y para identificar aspectos comunes en los que ofrecer soporte y apoyo especializado.

Con el fin de identificar el nivel de madurez del país se fijan dos indicadores clave, que a su vez incluyen diversos subindicadores. Estas métricas van dirigidas a evaluar tanto el status quo de las políticas nacionales de datos abiertos como los diferentes rasgos de los portales open data de cada país. El primero de ellos, relativo a aspectos ligados a la disponibilidad de datos abiertos, valora diferentes aspectos relacionados con las políticas open data en cada estado y en qué medida cada país desarrolla acciones para medir el impacto social y económico de la reutilización de los datos.

El segundo indicador, dirigido a analizar conceptos relacionados con el nivel de madurez de los portales de datos abiertos, mide la usabilidad de las plataformas en términos de funcionalidad, facilidad para la reutilización de los datos y de capacidad de acceso a datos procedentes de diferentes sectores.

De acuerdo con los resultados de esta primera edición del estudio, de los UE28+ participantes, el 87% de ellos ya dispone de un portal de datos abiertos, a excepción de Letonia, Liechtenstein, Luxemburgo y Malta. Además, dos tercios cuentan con una política de datos abiertos integrada en su normativa nacional. Sin embargo, solo el 44% ha alcanzado un nivel de madurez óptimo en su cultura de datos abiertos. El estudio muestra que aún existen grandes diferencias entre los estados miembro, ya que únicamente el 32% de las naciones cuentan con políticas consolidadas con leyes específicas que trabajan activamente en el fomento de la reutilización de la información a nivel estatal y local.

A partir de la conjunción de los anteriores indicadores se ha creado un ranking de las iniciativas de los datos abiertos en Europa donde los países se clasifican en una de las siguientes tres categorías según su nivel de madurez:

  • Principiantes: estados que han comenzado su andadura en la cultura open data pero presentan limitaciones en la disponibilidad, accesibilidad, funcionalidades del portal y número de datasets disponibles.
  • Seguidores: cumplen con los aspectos básicos y sus portales cuentan con funcionalidades avanzadas; sin embargo, la publicación de datos todavía es limitada.
  • Líderes: naciones más avanzadas en materia de datos abiertos que disponen de portales open data robustos y fuertes mecanismos de coordinación a nivel nacional, regional y local.

Así, según los datos recogidos en el estudio, siete de los EU28+ (25%) se sitúan en las posiciones más bajas del ranking (Principiantes), mientras que la mitada de los estados miembro, catorce en total, se han clasificado como Seguidores (50%) y solo diez naciones pertenecen al grupo de líderes “Trend Setters” (35% )del sector de datos abiertos en Europa.

Tal y como muestra el gráfico anterior, España se incluye en el grupo de líderes del marco europeo al alcanzar las mayores puntuaciones en ambos indicadores. Los resultados del estudio muestran que el sector de los datos abiertos nacional ha alcanzado un nivel óptimo de madurez y puede servir de ejemplo para otras naciones que están  trabajando para  mejorar sus iniciativas open data.

Por último, el estudio incluye también un conjunto de recomendaciones para ayudar a los países analizados a alcanzar la madurez en sus políticas de datos abiertos; entre las  sugerencias recogidas se encuentran:

  • Necesidad de implantación de  políticas que fomenten la cooperación entre las administraciones públicas y los posibles reutilizadores.
  • Implementación de funcionalidades básicas que aumenten la usabilidad de los portales y estimulen la reutilización de la información.
  • Aumento del conocimiento de la cultura open data por parte de la ciudadanía y el sector privado.
  • Más formación a los trabajadores públicos que les ayude a comprender mejor la importancia de los datos abiertos.
  • Desarrollo de guías nacionales que sirvan de apoyo a las iniciativas locales, y en las que se ofrezcan pautas acerca de los sectores prioritarios sobre los que incidir o frecuencia de publicación/actualización de los  datos.
  • Medición del éxito de las iniciativas de datos abiertos para identificar las ventajas conseguidas y las áreas susceptibles de mejora.

Fuente original de la noticia(Abre en nueva ventana)

  • Gobierno abierto
  • Observatorio de Administración Electrónica