accesskey_mod_content

Publicado el informe “eGovernment Benchmark 2020” de la Comisión Europea

29 septiembre 2020

Logo Comisión Europea

Según este informe España tiene un desempeño superior al esperado, tanto en penetración como en digitalización, y forma parte del escenario Fruitful eGov, que incluye a los mejores países de su clase por encima del promedio europeo.

El 23 de septiembre la Comisión Europea ha publicado el egovernment benchmark correspondiente al año 2020. Este informe es una referencia en la evaluación de la  administración electrónica en los países europeos y este año, 2020, muestra notables avances,  en media, en todos los ámbitos del estudio. De manera que el rendimiento global de la UE-27+ es del 68%, mientras que hace dos años, el rendimiento general fue al 62%. El estado actual se muestra en el mapa global.

Este informe ha contribuido a crear un "círculo virtuoso" de mejora en la administración digital en Europa. Las administraciones públicas desarrollan mejores y mejores servicios digitales porque la demanda de los usuarios es alta; y cada vez más usuarios acceden a los servicios gubernamentales en línea porque estos servicios están disponibles y son fáciles de usar.

Los países europeos a la cabeza en eGovernment son Malta (puntuación global del 97%), Estonia (92%), Austria (87%) y Letonia (87%). Estos países obtienen la puntuación más alta en los cuatro puntos de referencia de primer nivel, seguidos de cerca por Dinamarca (84%), Lituania (83%) y Finlandia (83%).

En términos de progreso, Luxemburgo, Hungría y Eslovenia han realizado los mayores avances en los últimos dos años, con 20, 19 y 18 puntos porcentuales, respectivamente, lo que ha dado lugar a puntuaciones globales correspondientes del 79%, 63% y 72%.

España ha conseguido mantener un crecimiento constante en los últimos años, manteniendo su posicionamiento por encima de la media europea.

Analizando los resultados en términos generales por cada uno de los indicadores medidos las principales conclusiones alcanzadas son las siguientes.

Respecto a la “Centricidad en el usuario”, ha habido un aumento de la referencia superior al 87% (4 puntos porcentuales más que hace dos años). Más de tres de cada cuatro servicios públicos pueden completarse en línea (78%). Esto supone que en un 95% de las veces, los usuarios encuentran los servicios que están buscando en los portales de servicios y en un 98% encuentran información.

Los servicios en movilidad, que es el indicador más reciente, es el que obtiene la puntuación más baja, aunque con un aumento hasta el 76%  frente al 62% hace dos años.  Más de 3 de cada 4 servicios públicos son aptos para dispositivos móviles.

El área de transparencia experimentó una mejora en los últimos dos años y  ahora se encuentra en el 66% (7 puntos porcentuales más altos que hace dos años). Los usuarios reciben un aviso cuando el servicio se completa en el 64% de los casos. Además, un 98% de los sitios web publican información sobre la estructura organizativa, misión y responsabilidades, el acceso a la información, la posibilidad de solicitar información adicional y dónde encontrar la legislación correspondiente.

La transparencia en el uso de datos personales debe mejorar.  Debe mejorar la información sobre cómo se procesan los datos personales de los usuarios por las administraciones públicas ya que sólo en el 17% de los casos se da información acerca de si sus datos han sido utilizados y por quién, aunque la posibilidad de ver si sus datos han sido utilizados está presente en el 64% de los países.

El indicador de movilidad transfronteriza es el que obtiene la puntuación más baja.  Si bien mejora con respecto a hace dos años en 7 puntos porcentuales quedándose en un 56% en la UE-27+.

La movilidad transfronteriza sigue siendo un desafío para los países. Los usuarios que quieran obtener un servicio de otro país europeo pueden hacerlo en el 62%, en el caso de los servicios para ciudadanos, y en el 76% en el caso de los servicios para las empresas. Mientras que a nivel global europeo el 87 % de los servicios están disponibles en línea para los usuarios nacionales, sólo el 69 % está disponible para los usuarios extranjeros, con enormes diferencias entre los Estados miembros.

Respecto a los procedimientos que requieren autenticación, los eID nacionales extranjeros solo se aceptan por el 9%  de los servicios, a los que los ciudadanos pueden acceder con un eID nacional. Para las empresas este número supone un 36%.

La ciberseguridad sigue siendo un desafío para los sitios web gubernamentales: solo el 20% de todas las URL evaluadas cumplen la mitad de los 14 criterios básicos de seguridad evaluados. Esto subraya la importancia de mejorar significativamente los niveles de seguridad de los sitios web para garantizar que los usuarios puedan confiar en los sitios web y los servicios del sector público.

Si nos centramos en el avance de España: casi todos los indicadores están por encima de la media europea, tal y como se muestra el gráfico siguiente.

Estonia, Letonia, Lituania y España son países que superan las expectativas tanto en penetración como en digitalización en comparación con países europeos con características similares. España logra  una puntuación del 100% en la usabilidad de servicios online  medida por la atención que se ofrece mediante un soporte a usuario confiable. Igualmente España tiene una alta puntuación en el uso de los habilitadores digitales en los servicios online.

España, sin embargo, tiene margen de mejora en la información y la disponibilidad de los servicios para ciudadanos de otros países europeos. Así mismo, también hay margen de mejora en cuanto al funcionamiento de los servicios a través de sistemas móviles.

Fuente original de la noticia(Abre en nueva ventana)

Consulta los documentos que componen este informe(Abre en nueva ventana)

  • Cooperación interadministrativa
  • Servicios electrónicos
Punto de Acceso General
 
Punto de Acceso General