accesskey_mod_content

La Comisión Europea da los primeros pasos hacia una política de datos común

18 enero 2017

La Comisión Europea ha propuesto el pasado día 10 una batería de soluciones jurídicas y políticas para impulsar la economía de los datos de la UE, en el contexto de su Estrategia para el Mercado Único Digital presentada en mayo de 2015.

La Comisión Europea ha propuesto hace un poco más de una semana importantes soluciones jurídicas y políticas para impulsar la economía de los datos de la UE, en el contexto de su  Estrategia para el Mercado Único Digital(Abre en nueva ventana)  presentada en mayo de 2015.

La Comisión desea abordar este problema porque actualmente la UE no está aprovechando plenamente las posibilidades que ofrecen los datos. Para corregir esta situación, es necesario combatir las restricciones injustificadas a la libre circulación de datos a través de las fronteras, así como varias incertidumbres jurídicas. La Comunicación presentada hoy esboza soluciones políticas y jurídicas para impulsar la economía de los datos en Europa. La Comisión también ha puesto en marcha dos consultas públicas y un debate con los Estados miembros y las partes interesadas con vistas a definir los próximos pasos.

En la Comunicación, la Comisión ha propuesto también que los Estados miembros interesados participen en proyectos transfronterizos que exploren cuestiones emergentes relacionadas con los datos en situaciones realistas. Algunos proyectos sobre la movilidad cooperativa conectada y automatizada (CAD), que permite a los vehículos conectarse entre sí y con la infraestructura de la carretera, están ya en marcha en algunos Estados miembros. La Comisión quiere apoyarse en estos proyectos y poner a prueba las implicaciones reglamentarias del acceso a los datos y de la responsabilidad en relación con ellos.

Se estima que la economía de los datos supuso en la Unión 272 000 millones EUR en 2015 (crecimiento anual del 5,6 %) y que podría dar empleo a 7,4 millones de personas para 2020. Los datos pueden utilizarse para mejorar prácticamente cualquier aspecto de la vida cotidiana, desde el análisis empresarial a la previsión meteorológica, desde una nueva era en el ámbito de la medicina que permita una atención personalizada a unas carreteras más seguras y con menos atascos. Por este motivo, la Comunicación de la Comisión subraya el papel de la libre circulación de datos en la UE.

Además, un estudio interno(Abre en nueva ventana) señala la existencia de numerosas restricciones jurídicas o administrativas, sobre todo en forma de requisitos de localización de los datos nacionales, que afectan a la totalidad del mercado de datos de la UE. La supresión de estas restricciones podría generar hasta 8 000 millones EUR de PIB al año.

Todas estas iniciativas se basan en normas estrictas de protección de los datos personales (el  Reglamento General de Protección de Datos adoptado el pasado año(Abre en nueva ventana) ) y de la confidencialidad de las comunicaciones electrónicas (véase la propuesta de hoy sobre la  privacidad electrónica(Abre en nueva ventana) ), dado que la confianza es la base sobre la que se puede construir una economía de los datos.

El Reglamento general de protección de datos (RGPD) regula plenamente el tratamiento de los datos personales en la UE, incluidos los datos generados por máquinas o los datos industriales que identifican a una persona física o la hacen identificable. Mediante el establecimiento de unas normas de protección de datos estrictas y uniformes, se garantiza la libre circulación de los datos personales en la UE. No obstante, el RGPD no se aplica a los datos no personales que son industriales o generados por máquinas, ni a los obstáculos a la circulación de los datos personales basados en motivos distintos de su protección, por ejemplo, asociados a legislación fiscal o contable.

Con el fin de aprovechar al máximo los datos para la economía europea, la Comisión:

  • Entablará diálogos estructurados con los Estados miembros y las partes interesadas para analizar la proporcionalidad de las restricciones de localización de datos. El objetivo será también recoger más información sobre el carácter de dichas restricciones y sus repercusiones sobre las empresas, en particular las pymes y las de nueva creación, y las entidades del sector público.
  • Pondrá en marcha, si resultan necesarias y adecuadas, medidas coercitivas y, en su caso, adoptará nuevas iniciativas para combatir las restricciones injustificadas o desproporcionadas relacionadas con la localización de los datos.

La Comisión ha examinado igualmente la inseguridad jurídica creada por las novedades asociadas a la economía de los datos y desea conocer las distintas opiniones sobre las posibles respuestas políticas y jurídicas en relación con:

  • El acceso a los datos y su transferencia. La amplia utilización de datos no personales generados por máquinas puede propiciar grandes innovaciones, empresas de nueva creación y nuevos modelos de negocio nacidos en la UE.
  • La responsabilidad con respecto a los productos y servicios basados en los datos. La actual normativa de la UE en materia de responsabilidad no está adaptada a los productos y servicios digitales y basados en los datos de hoy en día.
  • La portabilidad de los datos. Actualmente, la portabilidad de los datos no personales resulta complicada, por ejemplo cuando una empresa quiere trasladar grandes cantidades de datos propios de un proveedor de servicios en la nube a otro.

Fuente original de la noticia(Abre en nueva ventana)

  • Software Libre
  • Gobierno abierto
Punto de Acceso General
 
Punto de Acceso General