accesskey_mod_content

La Comisión Europea propone una nueva identidad digital para toda Europa

03 junio 2021

La CE propone la reforma del Reglamento eIDAS para que los ciudadanos de la UE dispongan de carteras digitales que permitan acceder a servicios online en toda Europa.

La Comisión Europea ha propuesto hoy un nuevo marco para una identidad digital europea que estará a disposición de todos residentes y empresas de la UE, de tal manera que a través de sus carteras digitales los ciudadanos puedan demostrar su identidad y compartir documentos electrónicos con un solo clic en su teléfono. Su identificación digital nacional, que estará reconocida en toda Europa, les permitirá acceder a servicios online. Las grandes plataformas estarán obligadas a aceptar el uso de carteras de identidad digital europea a petición del usuario, por ejemplo, para demostrar su edad. El uso de la cartera de identidad digital europea quedará siempre a discreción del usuario.

El nuevo marco de la identidad digital europea

En virtud del nuevo Reglamento, los Estados miembros ofrecerán a ciudadanos y empresas una carteras digitales que vincularán sus identidades digitales nacionales con otros certificados personales (carnet de conducir, titulaciones, cuenta bancaria...) . Si los Estados miembros reconocen estas carteras, podrán suministrarlas tanto administraciones públicas como entidades privadas.

Las nuevas carteras de identidad digital europea permitirán a todos los europeos acceder a servicios online sin tener que utilizar métodos de identificación privados o compartir datos personales sin necesidad. Así, tendrán pleno control sobre los datos que comparten

La identidad digital europea:

  • estará disponible para toda persona que desee utilizarla: todo ciudadano, residente o empresa de la Unión que lo desee podrá usarla;
  • permitirá un uso generalizado: las carteras de identidad digital europea tendrán un uso amplio, bien para identificar a los usuarios, bien para certificar determinados atributos personales a la hora de acceder a servicios digitales públicos y privados en toda la Unión;
  • garantizará el control por el usuario de sus datos, pues las carteras de identidad digital europea les permitirán elegir qué aspectos de su identidad, datos y certificados comparten con terceros y mantenerse al corriente de lo que con ellos se haga. Este control por los usuarios garantiza que solo se comparta aquella información que realmente deba compartirse.

Para que se haga realidad cuanto antes, la propuesta va acompañada de una Recomendación, en la que la Comisión ha invitado a los Estados miembros a crear un conjunto común de herramientas de aquí a septiembre de 2022 y a emprender de inmediato los preparativos necesarios. Este conjunto de herramientas debe incluir la arquitectura y las normas técnicas, así como directrices de mejores prácticas.

Próximas etapas

Paralelamente al proceso legislativo, la Comisión trabajará con los Estados miembros y el sector privado en los aspectos técnicos de la identidad digital europea. A través del programa Europa Digital, la Comisión apoyará la aplicación del marco de la identidad digital europea, y muchos Estados miembros contemplan proyectos de implementación de soluciones de administración electrónica, incluida la identidad digital europea, en sus planes nacionales al amparo del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

Desde 2014 el Reglamento eIDAS sienta las bases de la identificación electrónica, la autenticación y la certificación de sitios web de la UE. Sin embargo, los Estados miembros no tienen obligación de desarrollar una identidad digital nacional ni de hacerla interoperable con las de otros Estados, lo que da lugar a discrepancias entre ellos. Esta propuesta trata de solventar estas deficiencias mejorando la eficacia y extendiendo sus beneficios al sector privado a la utilización móvil.

Contexto

La Brújula Digital de la Comisión para 2030 contempla una serie de metas e hitos que la identidad digital europea ayudará a alcanzar. Así, de aquí a 2030, todos los servicios públicos clave deben estar disponibles en línea y todos los ciudadanos tendrán acceso a historiales médicos electrónicos. Se prevé que el 80 % utilice una solución de identificación electrónica.

La Comisión basa esta iniciativa en el marco jurídico transfronterizo vigente en materia de identidades digitales de confianza: la iniciativa europea de identificación electrónica y servicios de confianza (el Reglamento eIDAS). Adoptado en 2014, este Reglamento sienta las bases de la identificación electrónica, la autenticación y la certificación en sitios web de la UE. Alrededor de un 60 % de los europeos ya puede utilizar este sistema.

Sin embargo, los Estados miembros no tienen obligación de desarrollar una identificación digital nacional ni de hacerla interoperable con las de otros Estados miembros, lo que da lugar a grandes discrepancias entre los países. La propuesta tratará de solventar estas deficiencias mejorando la eficacia del marco y extendiendo sus beneficios al sector privado y a la utilización móvil.

  • Ciudadano
  • Servicios electrónicos
  • Empresa