accesskey_mod_content

La necesidad de cooperación es especialmente intensa en la Unión Europea. Los ciudadanos de la Unión Europea se ven obligados a menudo a relacionarse con las administraciones de otros Estados miembros distintos del suyo propio; las administraciones de los distintos Estados miembros deben cooperar unas con otras para resolver problemas de los ciudadanos, así como con las instituciones comunitarias para cuestiones relativas a políticas comunes. La interoperabilidad es un elemento indispensable para la cooperación y, en concreto, para la realización práctica de los servicios públicos digitales transfronterizos.

En este contexto comunitario la interoperabilidad es relevante en general para la realización del principio de solo una vez (once-only principle) y de forma específica para áreas tales como mercado interior, medio ambiente, justicia, aduanas, fiscalidad, sanidad, salud alimentaria, fondos europeos, información del sector público, identidad electrónica, estandarización TIC, estadística y contratación pública.

En consecuencia, el logro de la interoperabilidad entre las administraciones está considerado en la Unión Europea como un aspecto esencial para mejorar la eficiencia y la eficacia de la prestación de los servicios, a la vez que compartir y reutilizar las soluciones de interoperabilidad ya existentes puede ayudar a contener la multiplicación de costes. Este papel relevante de la interoperabilidad viene recogido en diversos actos comunitarios como, entre los más recientes, el Marco Europeo de Interoperabilidad(Abre en nueva ventana) , la Declaración Ministerial de Tallin , la Decisión ISA²(Abre en nueva ventana)  y el Plan de Acción de administración electrónica 2016-2020(Abre en nueva ventana) , entre otros referentes.

En particular, la Declaración Ministerial de administración electrónica de Tallin , adoptada el 6 de octubre de 2017, refuerza el compromiso con los principios del Plan de Acción de Administración electrónica 2016-2020 (Abre en nueva ventana) e incluye entre sus líneas de acción las relativas al principio de solo una vez y a la interoperabilidad por defecto, para promover, esencialmente, la reutilización de datos en los registros primarios, así como de soluciones provenientes tanto del ámbito comunitario ( CEF Telecom e ISA²(Abre en nueva ventana) ), como de las administraciones de los Estados miembros.

Contribuyen particularmente a la interoperabilidad en la UE las acciones del programa ISA²(Abre en nueva ventana) , los servicios digitales de infraestructura y los componentes elementales (building blocks) resultado del instrumento  CEF Telecom(Abre en nueva ventana) , así como de otras actuaciones en curso como la normalización TIC.

El Programa ISA²(Abre en nueva ventana)  (Soluciones de interoperabilidad y marcos comunes para las administraciones públicas, las empresas y los ciudadanos europeos) vigente en el período 2016-2020, continúa la labor de programas previos (IDA, IDA II, IDABC, ISA) para promover la interoperabilidad en la UE; facilitar una interacción electrónica transfronteriza o intersectorial eficiente y eficaz tanto entre las AA.PP. europeas como entre ellas y las empresas y los ciudadanos, y contribuir al desarrollo de una administración electrónica más eficaz, simplificada y orientada a los usuarios en los niveles nacional, regional y local de la administración pública; promover soluciones de interoperabilidad que faciliten la ejecución de las políticas y actividades de la Unión; y facilitar la reutilización de las soluciones de interoperabilidad por parte de las AA.PP. europeas.
 
ISA²(Abre en nueva ventana) con su financiación promueve una extensa colección de acciones que incluyen:

  • mantenimiento de la estrategia, el marco y la arquitectura europea de interoperabilidad;
  • promoción de soluciones de interoperabilidad existentes y nuevas, y su reutilización;
  • mecanismos para cuantificar ahorros de costes debidos a la interoperabilidad;
  • detección de lagunas legislativas en materia de interoperabilidad y evaluación de las implicaciones en materia de TIC de la legislación comunitaria.

El Observatorio de los Marcos Nacionales de Interoperabilidad ( NIFO – National Interoperability Framework Observatory (Abre en nueva ventana) ) es una acción del Programa ISA²(Abre en nueva ventana)  (Abre en nueva ventana) que realiza el seguimiento por parte de los países europeos de las siguientes cuestiones:

  1. Las principales actividades en materia de interoperabilidad.
  2. El marco de interoperabilidad nacional.
  3. El alineamiento con el Marco Europeo de Interoperabilidad  (Abre en nueva ventana) .
  4. Otras iniciativas en materia de interoperabilidad.

Para cada país se elabora una ficha(Abre en nueva ventana) a partir del análisis del marco de interoperabilidad correspondiente y de las actividades relacionadas a través de un modelo analítico que persigue mostrar el estado del arte.

La Unión Europea lanzó en 2013 el ‘ Mecanismo Conectar Europa’ (Connecting Europe Facility – CEF(Abre en nueva ventana) ) para financiar el despliegue de infraestructuras pan-europeas para la interconexión de los Estados miembros en los dominios de energía, transporte y telecomunicaciones. El dominio de telecomunicaciones, conocido como CEF Telecom(Abre en nueva ventana) , financia el desarrollo de las infraestructuras de servicios digitales cuyo propósito es permitir interacciones digitales entre autoridades públicas ciudadanos y empresas a través de plataformas de interacción normalizadas, transfronterizas y fáciles de utilizar.

Las infraestructuras de servicios digitales que tienen un carácter más sectorial son: acceso a los recursos digitales del patrimonio europeo; infraestructura de servicios para una internet más segura; plataforma europea para la interconexión de los registros mercantiles europeos; acceso a la información del sector público reutilizable; y servicios en línea interoperables transfronterizos (en ámbitos de justicia, seguridad social, etc.).
 
Además, ciertas infraestructuras de servicios digitales tienen el carácter de ‘componentes elementales’. Estos componentes elementales, son: identificación y autenticación electrónica; entrega electrónica de documentos; traducción automática; ciberseguridad; y facturación electrónica y archivo electrónico.

La política europea de normalización TIC también es un instrumento al servicio del logro de la interoperabilidad. Se ejerce a través del Reglamento (UE) Nº 1025/2012 (Abre en nueva ventana) sobre la normalización europea y de la plataforma European Multi stakeholder Platform on ICT Standardisation (MSP-ICT)(Abre en nueva ventana) que asesora a la Comisión en la materia, particularmente, en relación con la identificación de especificaciones técnicas (Abre en nueva ventana) que puedan ser referenciadas en la contratación pública.