accesskey_mod_content

La UE acuerda nuevas reglas para compartir datos del sector público

25 enero 2019

Logo Comisión Europea

Los negociadores del Parlamento Europeo, el Consejo de la UE y la Comisión han llegado a un acuerdo sobre una directiva revisada que facilitará la disponibilidad y la reutilización de los datos del sector público.

Las negociaciones entre el Parlamento Europeo, el Consejo de la UE y la  Comisión Europea(Abre en nueva ventana)  para la revisión de la Directiva sobre datos abiertos e información del sector público, conocida como Directiva PSI, han llegado a su fin con un acuerdo por el que se facilitará la disponibilidad y la reutilización de los datos del sector público.

La Directiva PSI entró en vigor en 2003 y fue revisada en 2013. Ahora vuelve a ser revisada tomando como base las propuestas de cambio de la Comisión Europea sobre la que se ha estado negociando hasta el pasado martes, 22 de abril. Se trata de una revisión clave para un sector con un valor económico que pasará de los 52 mil millones que generó en 2018 a los 194 mil millones en 2030.

En total cumplimiento con el  Reglamento de Protección de Datos General de la UE(Abre en nueva ventana) , la  nueva Directiva sobre Datos Abiertos e Información del Sector Público(Abre en nueva ventana) , (que engloba desde los datos personales anónimos sobre el uso de energía en los hogares hasta información general sobre educación nacional o niveles de alfabetización, por ejemplo) establece las condiciones bajo las cuales los datos del sector público deben estar disponibles para su reutilización.

Aspectos que abarca la revisión de la Directiva PSI

El acuerdo alcanzado establece que, en principio, todo el contenido del sector público accesible, teniendo en cuenta las normativas nacionales de acceso a documentos, debe estar disponible de manera gratuita para su reutilización para facilitar el acceso a los mercados de las pymes y empresas emergentes que generen nuevos servicios y productos a partir de esos datos. Además, establece que “se prestará especial atención” a los conjuntos de datos de alto valor, como estadísticas o datos geográficos, por su alto potencial comercial.

También señala que cuando las empresas de transportes y servicios públicos decidan abrir sus datos en función de las normas nacionales o europeas, esos datos estarán cubiertos por la Directiva PSI, lo que significa que han de cumplir sus principios para garantizar que puedan ser reutilizados, pero sí podrán establecer cargos económicos razonables por su reutilización.

La revisión de la directiva recuerda que algunos organismos públicos llegan a acuerdos complejos con empresas privadas que pueden provocar que la información del sector público quede bloqueada. Por eso señala que “se establecerán salvaguardas” para reforzar la transparencia y limitar aquellos acuerdos que puedan conducir a que esos datos solamente puedan ser reutilizados por parte de socios privados.

Próximos pasos

El Parlamento Europeo y el Consejo de la UE ahora deberán adoptar formalmente las normas revisadas. Los Estados miembros deberán implementarlos dentro de los dos años antes de que sean efectivos. La Comisión comenzará a trabajar con los Estados miembros en la identificación de los conjuntos de datos de alto valor que se establecerán en un acto de ejecución.  

Fuente original de la noticia (Comisión Europea)(Abre en nueva ventana)

Fuente original de la noticia (Smart City)(Abre en nueva ventana)

  • Interoperabilidad
  • Cooperación interadministrativa